miércoles, 6 de septiembre de 2017

El cinismo de Alfredo Barrera Baca, Rector de la #UAEMex



El día de ayer, un Alfredo Barrera Baca visiblemente ojeroso salió a los medios locales para desacreditar la investigación que el portal Animal político y la organización civil Mexicanos Unidos Contra la Corrupción y la Impunidad realizaron respecto a los contratos federales que la UAEMex recibió en los ejercicios presupuestales 2013 y 2014, y a la que se ha llamado #LaEstafaMaestra

Este hecho causó molestia no sólo entre los universitarios sino, incluso, entre los periodistas locales. Por ejemplo, Nicolás Gochy, en Report3, escribió:

De la noche a la mañana, el nobel rector pareciera convertirse en un docto en materia de delitos fiscales, se convirtió en el conocedor más extenso del manejo financiero de la universidad aun y cuando el no estaba al frente de la misma, se convirtió en juzgador pero no de los políticos señalados y de su antecesor, sino de los periodistas que hicieron un trabajo basados en muchas, muchas horas de investigación.

Esto, creo es lo que menos se esperaría de un funcionario de la investidura de un rector universitario pues a él lo eligieron los integrantes del claustro académico para dirigir las riendas de la universidad, no para tratar de proteger a funcionarios que sin duda, deberían ser juzgados por las leyes mexicanas y no solapados por funcionarios que al parecer han recibido la instrucción de proteger y callar todo lo que pueda ser dicho en su contra.

Eso es, precisamente, lo que nos llena de rabia: que en el país del "no pasa nada", el Rector de la UAEMex salga a encubrir a los corruptos de la administración anterior.

Los mismos corruptos que, por cierto, jinetearon las aportaciones de los trabajadores al ISSEMYM, otorgaron Tiempos Completos a profesores que no contaban ni con la antigüedad ni con el perfil requerido, o separaron a los Profesores de asignatura de sus respectivos lugares de trabajo nadamás por no alinearse políticamente al PRI.



La misma universidad que actuó pronta y expedita para sancionar a un catedrático como el Dr. Fermín Carreño, por realizar comentarios políticos en contra de Barrera Baca, ha sido incapaz de sancionar a los servidores públicos que, desde 2013, se prestaron al fraude y al cochupo.

¿Qué universidad pública le estamos dejando a las generaciones futuras?

¿De esta calaña es nuestra "máxima casa de estudios"?


Saludos.

1 comentario:

  1. que poca ma...... los universitarios exigigmos una investiagacion seria, responsable y a fondo hasta sus ultimas copnsecuencias y salga todo este lodazal y la basura y se aclare esta situación-

    ResponderEliminar