lunes, 30 de abril de 2012

@ Valor Universitario No. 28


































http://148.215.1.19/SCU/publica/Valor_28.pdf

Un día, un par de amigas psicólogas hablaron conmigo y me dijeron que no era "normal" mi odio exacerbado hacia Televisa. Me dejaron una tarea: escribir un poema en el que expresara mi odio por la televisora de la familia Azcárraga. "Debo simbolizar", pensé. Así que decidí unir la representación de lo más amado (una hija) y de lo más odiado (Televisa) en un poema. El resultado, después de algunos meses de espera, es el siguiente.

Mil gracias a Laura Contreras M. por la excelente y hermosa ilustración. Yo imaginé un poco más joven a "mi hija", una alumna de tercer año de secundaria o de primer semestre de preparatoria quizá, pero la traducción al lenguaje visual que hizo del poema me fascinó. Mil gracias.


PD. En mi vida real, nunca he sido "comunista".


Saludos.