miércoles, 24 de septiembre de 2008

Aso Taro, Primer Ministro de Japón


http://en.akibablog.net/archives/2008/09/50730159.html

Aso Taro, mejor conocido entre los otaku como "Rozen Aso" debido a su gusto por la serie de manga "Rozen Maiden", ha sido elegido por la Dieta japonesa como nuevo Primer Ministro.

Aso, quien pertenece al Partido Liberal Democrático, goza de gran popularidad entre los otaku gracias a que desde la campaña de 2006, cuando contendió como candidato a Primer Ministro junto con Abe Shinzo, se presentó en Akihabara y habló positivamente acerca de las tres "J": J-music, J-fashion y Japanimation.



A partir de esta campaña, Aso Taro fue ganando cada vez mayor popularidad entre los otakus, por lo que decidió hacer de Akihabara su eje político más importante.

 

Para su campaña de 2007, intensificó su discurso sobre la cultura del anime y el manga, nombrando diversos títulos de series y personajes que él conocía, lo que provocaba exclamaciones de sorpresa por parte de los asistentes. De algo podrían estar seguros los escuchas: Aso Taro sabía de lo que hablaba.

  

Defensor a ultranza de la cultura del manga japonés, Aso Taro nunca sucumbió al escarnio mediático que sus detractores y opositores trataban de hacer al relacionar su imagen con la cultura de lo kawaii o con la cultura otaku.

  

Por el contrario, supo aprovechar esta coyuntura para replantear la influencia que la cultura pop de Japón tiene sobre los países extranjeros.

  

En su libro "El horrible Japón" 『とてつもない日本』 plantea que la difusión global de la cultura pop de Japón ha cambiado la persepción política del país en el extranjero. Sin embargo, una de las mayores sorpresas al respecto es que el pueblo de México tiene una de las persepciones más negativas sobre Japón, debajo de Estados Unidos y los paises europeos.

  

Esta no es ninguna sorpresa. Considerando que los japoneses que residen en México son demasiado elitistas y no logran tener una comunicación efectiva con los mexicanos que los rodean, y si consideramos que los pocos mexicanos que difundimos la cultura japonesa somos ignorados constantemente por las autoridades y los grupos de poder japoneses que residen en México.

Ahora, al señor Taro Aso le toca trabajar muy fuerte para cambiar esta percepción. El tiempo al frente de su administración puede ser breve, como le ha sucedido a los últimos dos Primeros Ministros. Esperemos que Fundación Japón México y la Embajada de Japón en México se interesen en este proyecto, que la Asociación México-Japonesa deje de privilegiar a ciertos grupos, y que todos los otaku podamos trabajar unidos para hacer realidad esta tarea.


Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario