sábado, 2 de septiembre de 2006

El miedo y el odio: manipulación mediática en el proceso electoral de 2006


El Sexto Informe de Gobierno que Fox ya no pudo dar :P

Terminé de leer el artículo de Jaime Avilés sobre el odio social derivado del clima político actual en México, publicado el día de hoy en La Jornada. Creo que la preocupación que expresa parte de una realidad tangible que nos atañe a todos.

En mi caso, puedo dar testimonio sobre la intolerancia social que existe actualmente en México al momento de abordar el tema del fraude electoral perpetrado por el gobierno foxista en contra de AMLO.

Yo regresé de Japón a mediados de agosto de 2006, despues de estudiar idioma japonés en Osaka por dos meses. "El Sendero del peje" siempre fue la principal fuente de información que me mantuvo al tanto de lo que ocurría en México. Sin embargo, cuando regresé y comencé a reunirme de nuevo con mis amigos, me llevé una terrible sorpresa: todos tenían una visión distorcionada de lo que había ocurrido en las elecciones del 2 de julio.

Yo creía fielmente que AMLO había ganado las elecciones; ellos pensaban que no. Yo me indignaba por la intervención ilegal del gobierno de Fox en el proceso, mientras que ellos, no veían irregularidad alguna. Yo los invitaba a sumarse a la lucha democrática y pacífica, y echar adelante la revolución. Ellos creían que estaba loco.

Las discusiones no llevaron a los golpes por dos razones: porque creíamos que después de tantos años de conocernos y apoyarnos, era la primera vez que teníamos posiciones políticas tan distintas; y porque consideramos que el amor que nos tenemos es suficiente para superar los enconos.

¿Que pasó en México durante dos meses para que la gente cambiara tanto?

La respuesta sin duda se encuentra en la campaña de odio que impulsaron tanto el PAN como el gobierno federal, los organismos empresariales y las televisoras comerciales:

* Yo ya no estaba en México cuando comenzaron a salir al aire los espots con el slogan "Armate de valor y vota" que alertaban a los televidentes sobre el peligro de que ocurrieran una serie de movimientos armados si ganaba López Obrador.

* Tampoco estuve cuando el Consejo Coordinador Empresarial asustaba a la gente con la posibilidad de que aconteciera una crisis económica en el país y pudieran perderlo todo.

* Tampoco asistí al silencio de las televisoras, al silencio de los intelectuales de pacotilla y al silencio del IFE sobre los contenidos de los anuncios comerciales que fomentaban el miedo y la polarización social.

En vísperas de las elecciones, un amigo me decía, "aunque no voy a votar por el PAN, López Obrador no me convence del todo... creo que le daré mi voto a Patricia Mercado". Su falta de convencimiento venía de los contenidos que arrojaban sus fuentes de información que eran, por supuesto, la televisión comercial.

De esta manera, entre los ataques ilegales e inmisericordes que PAN, gobierno federal y los grandes empresarios hacían en contra de AMLO; y el silencio y la manipulación que caracterizaron y siguen caracterizando a los medios masivos de comunicación, se implantó la campaña de miedo.

Hasta el día de hoy, incluso entre los círculos perredistas, el temor a un levantamiento armado está presente. La gente de la izquiera acomodada confiesa entre pláticas de café que a pesar de apoyar a AMLO en su movimiento, están preparados para salir del país al primer brote de violencia. "No queremos que pasé lo que en Oaxaca", se avergüenzan.

¿Qué sigue estando detrás de estas expresiones?

La única respuesta es el miedo. Es el miedo lo que hace creer a la gente de clase media que AMLO llevará a sus seguidores a una revolución armada en la que morirán cientos de personas. Es el miedo lo que irrita a los sujetos pertenecientes a la clase media acomodada cada vez que aparecen algunas expresiones de apoyo a AMLO. Es el miedo lo que hace que la gente acomodada brinque de terror al ver a un hombre portando con un moñito tricolor en sus establecimientos. Si no me creen, hagan la prueba: pónganse su moñito y vayan de compras a Wal-Mart, a Sams club, a Costco, entren a un Banamex, visiten algún tipo de oficinas empresariales. Verán la cara que ponen al verlos.

Yo era uno de los muchos mexicanos que esperaban enfrentamientos con la policía el día del último informe en el cerco de San Lázaro. Sin embargo, la raza se comportó. Incluso los "panchos villas" que llegaron hasta el cerco para aventar piedras y otros objetos a los escudos policiacos y hacer pintas, tomaron calma en el momento en que comenzaron los oradores del mitin, y hasta realizaron un valla de seguridad en torno a la barricada. A su lado, había muchas mujeres, estudiantes, adultos mayores y niños. No hubo violencia. Esa es una señal muy buena para todos los que confiamos en el movimiento de AMLO.

Decir no al miedo implantado por las televisoras es decir sí al entendimiento con nuestros semejantes.

Dejar a un lado el miedo a la derrota política es lo que nos hará verdaderamente libres. No vamos a perder, por eso no debemos inmutarnos frente a lo que digan las personas que no están informadas. Por el contrario, debemos seguir informándoles hasta donde sea posible sobre lo que pasa de verdad en México. Debemos pasar de la era de la información a la era de la comunicación.

El movimiento que encabeza AMLO nos brinda la oportunidad de hacerlo.


Saludos.

5 comentarios:

  1. jajajajajaajajajajajajajajajajajajajajajaja ya gano Felipe asi que te chingas

    ResponderEliminar
  2. Que chido post, no debemos cejar en el movimiento, desafortunadamente es mucha muchisima gente la desinformada, que recurren a la burla como el comentario de arriba, como explicarles que el supuesto Gobierno de Calderón nos llevara a lo peor de la globalización, ah y Cristian buen video ese del miedo, te invito a visitar mi blog elmadrazodefecal.blogspot.com, ayer tuve oportunidad de grabar un video en la entrada del metro Zócalo, ojala puedas verlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. no que no se quitaban...
    si el miedo no anda en burro

    ResponderEliminar
  4. ya me estaba aburriendo del teatro politico del peje en la ciudad.

    ResponderEliminar
  5. lo incoherentes de qpoyar a un "iluminado" que siente que es la solucion de mexico es lo mas absurdo y iracional que puede pensar un profecionistas. Date cuenta que apoyar a AMLO as apoyar al viejo PRI, aquel dinosaurio que dabamos por muerto resurgio en este personaje populista y autoritario y para prueba de mi argumento esta , la lacra politica que esta a su lado, Camacho Solis es un claro ejemplo de los mercenarios de poder que usan los movimientos sociales para su beneficio. Camacho solis nunca dio explicaciones de de su pasado prista y corrupto, eso quieres un pasi en el pasado y que utiliza el miedo y espionaje para sus fines politicos y economicos(no justifico a los panistas, pero el PRD no tiene el valor moral para criticar algo que ellos hacen a diario con su intolerancia y corrupcion en le DF)

    ResponderEliminar