viernes, 22 de septiembre de 2006

AMLO, las privatizaciones y el petroleo



Es claro que desde Mexico comienzan a escucharse voces que tildan de "irracional" la decision de AMLO de haber asumido el cargo de Presidente Legitimo. Esta es una condicion que lo deja fuera, por ejemplo, de la campaña presidencia de 2012, ya que una vez asumido el cargo, AMLO no podria competir nuevamente porque en Mexico no hay re-eleccion presidencial.

Sin embargo, seguimos pensando que AMLO es un ambicioso vulgar, un caudillo que quiere tomar como sea la silla presidencial para no soltarla nunca, un revolucionario disfrazado de democrata que lo unico que quiere es el poder y sumir en la inestabilidad politica a Mexico.

Pero poco nos preguntamos del por que AMLO no deja de ser un tema de debate politico, por que no sale de la escena nacional, por que la prensa nacional y extranjera lo incluye en sus paginas dia con dia.

La razon es simple: AMLO es la unica barrera que impide que el modelo de rapiña neo-liberal siga adelante en Mexico.

Tal como se puede observar en el video que ilustra este comentario, sin el movimiento de AMLO, Felipe Calderon tendra todas las facilidades para privatizar el sector energetico del pais.

El neo-liberalismo, que promueve las privatizaciones y la no intervencion del estado en las areas productivas, ha sido una doctrina economica dictada desde el Fondo Monetario Internacional a sus paises miembros.

Privatizar educacion, produccion agricola, servicios publicos, y por supuesto, recursos energeticos, significa un gran botin para los empresarios extranjeros.

En Mexico, se ha privatizado la banca, las telecomunicaciones y se pretende privatizar el sector agricola. Los principales bancos estan en manos de gringos y españoles que cobran tazas de interes altisimas (mas altas de las que cobran en sus paises de origen) mientras que a sus empleados les pagan un salario minimo. El servicio telefonico es uno de los mas caros del mundo, en especial, la telefonia celular. Telmex, propiedad del ahora mexicano mas rico del mundo, Carlos Slim, no ha dejado que las tarifas por llamadas a celular bajen, mientras que monopoliza el servicio gracias a su red de cobertura. La televison nos vende "modelos exclusivos" de celulares que, por ejemplo, en Japon pueden encontrarse en la basura.

Si el concepto de "privatizacion" les es confuso todavia, piensen en la educacion. ¿Por que se tiene que pagar tanto por una preparatoria, por una universidad, por un titulo de maestria, si en muchas instituciones, estos estudios son gratuitos?

En la educacion, lo que debe ser prioritario es la capacidad academica del estudiante, no el numero de billetes que se entregan cada mes a la direccion del plantel.

Antes de entrar a El Colegio de Mexico, di clases de Ingles en una preparatoria privada. Al final de un examen, un alumno se me acerco y me pregunto cuanto era lo que ganaba (50 pesos por hora, 8 horas a la semana, 800 pesos quincenales, 1600 pesos al mes). El muchacho se pitorreo: ayudandole a su papa en su negocio de venta de autos, el ganaba lo mismo que yo, nadamas que el lo obtenia en un solo fin de semana. "Le doy una quincena si me pasa el examen", me ofrecio. Sonrei. "Si diera clases por dinero, con gusto te lo aceptaria", le dije, "solamente que no pienso hacerme millonario enseñandole ingles a niñitos de papa que creen que todo lo pueden comprar con sus billetes. Hay cosas que no se pueden comprar, y una de ellas, se llama dignidad", le sonrei. Quiza esta anecdota no sea representativa, pero creo que mi respuesta fue lo que mas confundio al muchacho en cuestion. Al igual que el, muchos mexicanos creen que el motor principal detras de todo es el dinero. Pobres de ellos que han sido criados sin valores humanos, pobres de ellos que limitan su existencia al plano material.

Mi admiracion y apoyo a AMLO viene de esta trascendencia que el mismo ha demostrado. Oportunidades para aceptar el premio de consolacion que la derecha le esta ofreciendo han habido muchas, y el, a diferencia de Cuauhtemoc Cardenas, las ha rechazado todas. Los seguidores de Fecal que han asistido a los rechazos estan en la misma situacion que el alumno que describo en la anecdota de mas arriba: desconcertados de ver como sus billetes son rechazados por un tipo con menos dinero que ellos, impavidos de ver como hay otro tipo de intereses superiores a los economicos.

El petroleo es hoy mas que nunca un bien necesario para las naciones desarrolladas que necesitan gasolinas, plasticos y productos quimicos derivados de el. Mexico tiene petroleo, solo que el gobierno federal no ha encontrado la manera de obtener el dinero necesario para extraerlo y procesarlo. La solucion mas sencilla es dejar que las grandes petroleras inviertan su capital en Pemex, y lo multipliquen. El problema es que esta medida es concecuencia de la apatia del estado mexicano para buscar otras formas de financiamiento y va en prejuicio de todos los ciudadanos, al igual que las otras privatizaciones que hemos mencionado.

Los medios televisivos siguen con su perorata: ¿de que sirve que el petroleo sea nuestro si nunca vemos ni un centavo de su venta?, mejor que se privatice, y asi todos veriamos "grandes beneficios", entre ellos, la creacion de nuevos empleos. Lo que no dicen los medios es que estos nuevos empleos son la mano de obra barata que las petroleras y otros empresas extranjeras buscan en Mexico. ¿Ustedes por que creen que el salario minimo no ha aumentado significativamente en años?

Abran los ojos: si a los profesionistas nos pagan 50 pesos la hora de trabajo, ¿que es lo que les espera al resto?

Salen las notas del 22 de septiembre:

"Trasnacionales de la energía y hombres del poder en México estrechan vínculos" en La Jornada

"AMLO: evitaremos que quienes robaron la elección se apropien de los energéticos" en La Jornada

"El pelele y la privatización del petroleo" en El sendero del peje


Saludos.

sábado, 2 de septiembre de 2006

El miedo y el odio: manipulación mediática en el proceso electoral de 2006


El Sexto Informe de Gobierno que Fox ya no pudo dar :P

Terminé de leer el artículo de Jaime Avilés sobre el odio social derivado del clima político actual en México, publicado el día de hoy en La Jornada. Creo que la preocupación que expresa parte de una realidad tangible que nos atañe a todos.

En mi caso, puedo dar testimonio sobre la intolerancia social que existe actualmente en México al momento de abordar el tema del fraude electoral perpetrado por el gobierno foxista en contra de AMLO.

Yo regresé de Japón a mediados de agosto de 2006, despues de estudiar idioma japonés en Osaka por dos meses. "El Sendero del peje" siempre fue la principal fuente de información que me mantuvo al tanto de lo que ocurría en México. Sin embargo, cuando regresé y comencé a reunirme de nuevo con mis amigos, me llevé una terrible sorpresa: todos tenían una visión distorcionada de lo que había ocurrido en las elecciones del 2 de julio.

Yo creía fielmente que AMLO había ganado las elecciones; ellos pensaban que no. Yo me indignaba por la intervención ilegal del gobierno de Fox en el proceso, mientras que ellos, no veían irregularidad alguna. Yo los invitaba a sumarse a la lucha democrática y pacífica, y echar adelante la revolución. Ellos creían que estaba loco.

Las discusiones no llevaron a los golpes por dos razones: porque creíamos que después de tantos años de conocernos y apoyarnos, era la primera vez que teníamos posiciones políticas tan distintas; y porque consideramos que el amor que nos tenemos es suficiente para superar los enconos.

¿Que pasó en México durante dos meses para que la gente cambiara tanto?

La respuesta sin duda se encuentra en la campaña de odio que impulsaron tanto el PAN como el gobierno federal, los organismos empresariales y las televisoras comerciales:

* Yo ya no estaba en México cuando comenzaron a salir al aire los espots con el slogan "Armate de valor y vota" que alertaban a los televidentes sobre el peligro de que ocurrieran una serie de movimientos armados si ganaba López Obrador.

* Tampoco estuve cuando el Consejo Coordinador Empresarial asustaba a la gente con la posibilidad de que aconteciera una crisis económica en el país y pudieran perderlo todo.

* Tampoco asistí al silencio de las televisoras, al silencio de los intelectuales de pacotilla y al silencio del IFE sobre los contenidos de los anuncios comerciales que fomentaban el miedo y la polarización social.

En vísperas de las elecciones, un amigo me decía, "aunque no voy a votar por el PAN, López Obrador no me convence del todo... creo que le daré mi voto a Patricia Mercado". Su falta de convencimiento venía de los contenidos que arrojaban sus fuentes de información que eran, por supuesto, la televisión comercial.

De esta manera, entre los ataques ilegales e inmisericordes que PAN, gobierno federal y los grandes empresarios hacían en contra de AMLO; y el silencio y la manipulación que caracterizaron y siguen caracterizando a los medios masivos de comunicación, se implantó la campaña de miedo.

Hasta el día de hoy, incluso entre los círculos perredistas, el temor a un levantamiento armado está presente. La gente de la izquiera acomodada confiesa entre pláticas de café que a pesar de apoyar a AMLO en su movimiento, están preparados para salir del país al primer brote de violencia. "No queremos que pasé lo que en Oaxaca", se avergüenzan.

¿Qué sigue estando detrás de estas expresiones?

La única respuesta es el miedo. Es el miedo lo que hace creer a la gente de clase media que AMLO llevará a sus seguidores a una revolución armada en la que morirán cientos de personas. Es el miedo lo que irrita a los sujetos pertenecientes a la clase media acomodada cada vez que aparecen algunas expresiones de apoyo a AMLO. Es el miedo lo que hace que la gente acomodada brinque de terror al ver a un hombre portando con un moñito tricolor en sus establecimientos. Si no me creen, hagan la prueba: pónganse su moñito y vayan de compras a Wal-Mart, a Sams club, a Costco, entren a un Banamex, visiten algún tipo de oficinas empresariales. Verán la cara que ponen al verlos.

Yo era uno de los muchos mexicanos que esperaban enfrentamientos con la policía el día del último informe en el cerco de San Lázaro. Sin embargo, la raza se comportó. Incluso los "panchos villas" que llegaron hasta el cerco para aventar piedras y otros objetos a los escudos policiacos y hacer pintas, tomaron calma en el momento en que comenzaron los oradores del mitin, y hasta realizaron un valla de seguridad en torno a la barricada. A su lado, había muchas mujeres, estudiantes, adultos mayores y niños. No hubo violencia. Esa es una señal muy buena para todos los que confiamos en el movimiento de AMLO.

Decir no al miedo implantado por las televisoras es decir sí al entendimiento con nuestros semejantes.

Dejar a un lado el miedo a la derrota política es lo que nos hará verdaderamente libres. No vamos a perder, por eso no debemos inmutarnos frente a lo que digan las personas que no están informadas. Por el contrario, debemos seguir informándoles hasta donde sea posible sobre lo que pasa de verdad en México. Debemos pasar de la era de la información a la era de la comunicación.

El movimiento que encabeza AMLO nos brinda la oportunidad de hacerlo.


Saludos.